Trabajadores del área de farmacia del hospital de Gambo junto con farmacéuticas voluntarias de la Fundación El Alto.